GOBRON – CARROCERIA –


Otro tema de singular importancia en nuestro auto fué la corrocería. Buscamos por muchas partes, con familiares de la Flia Alvear, en registros de la historia de nuestro pueblo, una fotografía del coche en sus mejores tiempos  y nos  fué imposible. También sabíamos que en esa época, las fábricas no hacían las partes de chapa, es decir entregaban el chasis con la mecánica y el nuevo dueño mandaba a fabricar la carrocería y además la personalizaba. Eso nos daba un poco de tranquilidad para no equivocarnos. La primera idea fué hacer una estructura metálica, con caños estructurales, al final quedaba todo tapado bajo la chapa y el tapizado, pero siempre buscando tal cual era el original decidimos hacerlo de madera. Mario Steib, un gran carpintero, dedicó muchas horas tratando de hacer lo que hoy vemos terminado, es decir, formas, curvas medidas, perspectiva, mientras mirabamos fotos de autos parecidos, ese fué el comienzo, después de sacar mil detalles, tanto a Mario, como al grupo nos pareció genial. En ese momento nuestro carpintero, que casi ya lo hacía por hooby, decide dejar la actividad y nos aconseja que sigamos los trabajos con Daniel Ughetti, un discípulo de él y además sobrino, nos faltaban las puertas, muchas maderas del piso y  la terminación final del asiento trasero, todo fué hecho  con una proligidad que se puede ver en el coche. Bueno…..ahora viene la parte de chapa, arrancamos con partes del capot y los faldones o zócalos, guardabrros tr que los hizo Rubén Acedo, o sea plegó las chapas las cuales también donó en su totalidad y Luis Gonzalez, Nino, siguió o mejor dicho comenzó con la construcción de la carrocería, el capót lo cilindró hasta darle la forma exacta, los guardabarros delanteros estaban en un estado calamitoso, también los dejó impecables y la parte de los asientos, vimos que otros autos similares llevaban una moldura, la primera la hicimos con Aimaretto, un chapista de años y conocido en Alvear por sus exelentes trabajos, lo demás las hizo Nino en su taller, parte mirando fotos y parte imaginando, o usando su buen gusto.
También Nino, fué el encargado de construir los sapitos de las ruedas, trabajó en el embrague, arregló el volante de la dirección, que sólo tenía tres rayos, y le hizo la empuñadura de madera, etc. Otra de las personas que hicieron muchas piezas faltantes y  quedaron como de fábrica fué Enrique Valetto, construyó un soporte completo de las luces, hizo varios de los soportes de los estribos, hizo los soportes de los guardabarros traseros, en fin un sinnúmero de tareas, así se fué colocando su traje de gala el Gobrón y como broche de oro, Eduardo Buenamigo fué el pintor, que realmente hizo un trabajo hermoso. Ya casi terminado todo, faltaba lo último para coronar una joya, el tapizado. Se decidió casi a último momento hacerlo de cuero original, Gastón viajó a Buenos Aires, lo compró, lo donó,  y lo trajo, sólo faltaba hacerlo. Hace varios años   Leonardo Grilli, dijo que él haría el tapizado sin costo. Leo viajó desde Córdoba para hacerlo,cuando le avisamos y también hizo un trabajo extraordinario, y con el cariño como si fuera nativo de este pueblo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Acerca de petitmuseo

abogado.... pronto el perfil completo
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a GOBRON – CARROCERIA –

  1. Impresionante, podran decir que no es original, que asi no era, etc, etc, PEro en verdad a mi me encanta, por que en ese auto, en ese enorme auto hay amor a los fierros, con dedicacion se pueden hacer muchas cosas y en conjunto mover montañas, gracias a este grupete de gente , hoy podremos disfrutar lso fierreros y los otros, de esta obra de arte, qeu se difunda que se enseñe su historia, que se sepa que en Gral Alvear se mantiene viva la historia, que no se reniega del pasado si no que esta mas presente qeu nunca. de mi parte mil GRacias!!!!!!!!!!!

    • petitmuseo dijo:

      GUSTAVO, después de haber recorrido muchos talleres en los que se restarar vehículos de tod tipo, y vos ya los sabes en carne propia, es casi imposible encontrar un ejemplar que este en impecables condiones de originalidad, más aun los que fueron utilizados, a través de los años devieron de ser adaptados para tal fin, por falta de repuestos originales, cubiertas, arreglos, etc.,, y ni que hablar de aqullos paises que estuvieron en guerra, que no solo tuvieron que recuperar y restaurar los edificios, obras de arte y vehículos. Aquó va mi reflexión sobre la originaledad de una restauración, y es que si se parte de partes importantes de un vehículo original, y si las tareas se realizan en la forma en las que la efectuaron al restaurar el Gobrón, nos encontramos ante una obra de arte de restauración, ya que se informaron de todas y cada una de partes que había tenido el vehículo cuando salio de fabrica y se le efectuó su carroceria; y los trabajos se realizaron como el los tiempos en que se construyo el auto. Gracias por todos los comentarios que efectuás, ya que los mismos llenan de orgullo a todos los que formaron parte de recuperar una pieza de nuestra historia de la locomoción.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s